viernes, 9 de mayo de 2008

Que no entendés Altamirano, si que sos PENDEJO


Si seguís lamiéndole las nalgas a los areneros las cosas no van a seguir igual, sino peor; desde una palestra pública como el segundo más popular periódico de nuestro país, sino se destacan las cosas que están mal, como desinformas de todos los sucesos que ocurren y lo que es peor, como se van a arreglar las cosas sino se menciona con nombre y apellido al responsable de por ejemplo corrupción, nepotismo, compra de voluntades, chanchullos, entre otros.

Hey viejo maricón, te escudas en que los de derecha ocultan cosas simplemente por buena educación, no se denuncia al partido en el gobierno porque no te gustan o te asustan los demás partidos políticos.

Ya es demasiado, ya tenemos dos décadas perdidas por culpa de los areneros, las cosas van mal pero tu con tu diario, nos muestras otro país, un país de cuento de hadas donde todo esta bien, no hay sufrimiento, no hay violencia, no hay pobreza ni desigualdad.

En la historia siempre hay traidores como Judas, a Anastasio Aquino también lo traicionaron, Tú Kikona Altatamirano, sos el Judas de nuestro pueblo.

Por ejemplo después de la Segunda Guerra Mundial, en la Italia destruida por la guerra, a las personas que apoyaron a Mussolini, que traicionaron a su país, fueron encerradas, a algunas mujeres que colaboraron con el régimen se les corto toda su cabellera y fueron expuestas a la verguenza pública, pero que vergüenza podes tener si vos Kikona Altamirano, con respeto de las madres y de los gay, sos un hijo de Puta Maricón vende Patria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

yo opino, que le debemos hacer un boicot, al diario de hoy y cualquier otro que solo muestre sus puntos de vista en todas las noticias, se le vale solamente en el editorial, no desde a princio a fin de ese periodico.

Anónimo dijo...

... una cruzada nacional ... "no compres el Diario de Hoy ..."

pelagatos dijo...

tengo años de no compralo.. si lo que a veces me entero es porque lo veo en línea.. no pienso malgastar $0.50 en ese remedo de periodísmo..